En ‘A Estiba’ (TVG) y en ‘Vivir sin permiso’ (Telecinco y Netflix), Adrián Castiñeiras vive un gran momento con ambos proyectos. Sigue dando grandes pasos con cada proyecto en la ficción nacional. Cuenta con una formación impecable, que tras finalizar la licenciatura de Comunicación Audiovisual, se trasladó a Madrid para estudiar interpretación en el Estudio Juan Carlos Corazza. Buscando complementar esta formación y mejorar el manejo de los idiomas, Adrián continúo sus estudios en Budapest, uniéndose a la Scallabouche British Theatre Company y posteriormente en Nueva York, donde cursó el conservatorio de la escuela Atlantic Acting School, siendo alumno de maestros de la talla de David Mamet, Kate Winslet o Richard Dreyfuss entre otros. Adrián es un rostro habitual del audiovisual gallego, donde ha sido protagonista de las series ‘O Faro’, ‘Viradeira’, también ha participado en producciones a nivel nacional como ‘Acacias 38’ y a nivel internacional como ‘Reinas’ la coproducción de TVE. En cine, ha participado en las producciones ‘Tiempo de silencio’ de Jose Luis Cuerda y ‘Es por tu bien’ de Carlos Therón.

Lleva toda la mañana haciendo entrevistas sobre sus dos proyectos actuales. Me comenta, entre risas, que se siente como una estrella de Hollywood quedando en un hotel haciendo entrevistas y se siente sorprendido que le estamos haciendo preguntas distintas. Está en un gran momento porque ha coincidido en emisión los dos proyectos que ha participado aunque se haya rodado en diferentes periodos de tiempo.

Ha estado en una serie diaria como ‘Acacias 38’ que asegura que son como un máster o como ir al gimnasio de los actores ya que aporta un gran bagaje. Fiel al equipo de su ciudad natal, el Deportivo de La Coruña, es un gran seguidor del fútbol. Además cree que tiene mucha relación el cómo se vive el mundo del fútbol con el mundo de la interpretación.

Adrián sabe dividir entre el personaje que está interpretando con su vida real, pero su obsesión con el estudio del texto, a veces, no le deja desconectar. Le hubiese gustado interpretar a Cyrano de Bergerac en su versión teatral, en el que participó en esa obra con el personaje de Carbón o también le hubiese gustado interpretar a Kendall Roy de ‘Succession’. Soñaba con estar en la segunda temporada de ‘Vivir sin permiso’ cuando vio la primera temporada. Le gustaría estar en series como ‘Cuéntame cómo pasó’ o ‘Néboa’. Asegura que ‘Fariña’ marcó un antes y un después para la industria en Galicia porque dio mucha visibilidad a muchxs profesionales de la industria.

Defiende que la formación es fundamental para el que quiera dedicarse a esta profesión. Hay que manejar la técnica y controlarla, entrenar mucho. Aparte, dedicarse al mundo de la interpretación no es fácil porque hay mucha gente y es una carrera de fondo, hay que ser paciente y esperar que llegue tu momento. Para Adrián tener éxito en la vida es poder vivir de lo tuyo. Ser actor lo define en dos palabras: sueño y profesión. Una profesión muy seria que hay que trabajar mucho y que hay que tomarse muy en serio y es un sueño porque tiene la suerte de vivir de lo que le apasiona.

Hablando de lo que le transmite estando en un proyecto de audiovisual y un proyecto de teatro, comenta que todos los proyectos se hacen para el público y la diferencia es que la respuesta en el teatro es inmediata. Atravesamos una época buena de la ficción, Adrián cree que es momento de definirse porque hay tantos caminos que se está abriendo y estamos ante la duda de lo que es real y lo que es burbuja, pero hay que aprovechar este momento porque se está exportando lo que se hace aquí a otros países. Sobre las series que casi todas son de pago, me comenta que somos un país poco acostumbrado a pagar por cultura, pero afortunadamente esa tendencia está cambiando y casi la mayoría de la gente tienen sus cuentas de cada plataforma.

Adrián sigue avanzando en el mundo de la interpretación sin obsesionarse con tener un gran éxito. Se toma muy en serio su profesión. Es muy perfeccionista porque cada personaje que interpreta lo prepara con tanto cariño y eso se ve reflejado. El mundo de la interpretación necesita de actores como Adrián Castiñeiras.

A continuación puedes ver y escuchar la entrevista a Adrián Castiñeiras: